March 30, 2013

Newsletter #5

Google y la estrategia de culpar al usuario


Hace algunas semanas Google anunció el cierre de Reader, una herramienta ya veterana con más de siete años de funcionamiento que se había convertido en imprescindible para muchos entre los que me incluyo. La razón que dan para su cierre es que el uso de Reader ha ido declinando con el tiempo, y quieren concentrarse en otros productos. 

No conozco los datos exactos de uso de Reader, pero estoy seguro que sobrepasan el medio millón de usuarios que firmaron la petición en contra de su cierre. Pongamos que estamos hablando de un millón de usuarios. Para cualquier otra empresa, un millón de usuarios utilizando su herramienta significaría una oportunidad de rentabilización interesante. Pero no para Google. 

Una vez más lo que estamos viendo es la extraña estrategia de Google de culpar al usuario por sus propios fallos, o por no actuar de acuerdo a lo que Google espera de nosotros. No es algo nuevo. Cuando lanzaron su nuevo algoritmo Panda, y después Penguin, estaban intentando decirnos lo que teníamos que publicar en nuestras webs y blogs. Algo así como: si quieres salir en nuestro buscador, tienes que escribir esto y de esta forma. Lo mismo cuando comenzaron a penalizar a las webs y blogs que vendían enlaces.

Si tienes un blog, el blog es tuyo y puedes poner ahí lo que te de la gana. Si quiero vender enlaces en mi blogroll, eso no tiene necesariamente que influir en la calidad de mis contenidos. ¿Cual es el problema? El problema es que Google usa una métrica llamada Pagerank que se ve influenciada por esa venta de enlaces. Cual hubiera sido la solución normal y lógica? Si el Pagerank no funciona, es decir, no puede indentificar el contenido relevante, lo lógico hubiera sido cambiar el algoritmo. La solución de Google: culpar al usuario porque Pagerank no funciona y penalizar su web en los resultados del buscador. Si esto no es extorsión no encuentro otra palabra para calificarlo.

Para poner un ejemplo extremo, es como si las discográficas culpasen a los clientes de no comprar el último cd de Bisbal porque te lo puedes encontrar gratis en internet. Oh, wait...

Claro que desde su punto de vista la cuestión podría ser: mi pagerank es mio, y pongo en mi buscador lo que me da la gana. Esto no tendría mayor problema si no fuera porque actualmente no salir en Google significa prácticamente no existir en internet. Y porque siendo así no estaría reflejando de manera objetiva la realidad de internet, sino que nos mostraría sólo aquella parte de la red que a Google le interesa que veamos.

Pero el problema de fondo es otro. Y tiene que ver con la publicidad, que es el verdadero negocio de Google. Si no usas mis anuncios ni sigues mis normas, estás muerto.

Habrá que esperar a ver cuando cierren Google Plus. Si no lo usais vais a ser los culpables de su cierre, siguiendo esta estrategia tan curiosa y de la que tan pocos sitios se atreven a escribir.

Creo que es hora de empezar a pararle los pies a Google, algo realmente dificil porque nos tiene enganchados a lo gratis. Ese mito de que lo de Google siempre es mejor que lo de la competencia está muy arraigado en la mentalidad del usuario. Y las consecuencias, a la larga, serán desastrosas para nosotros, lo usuarios de internet. No hay más que ver lo ocurrido con Google Reader. Primero eliminó a la competencia hasta hacerla casi desaparecer. Luego dejó languidecer el servicio, hasta cerrarlo finalmente. Por suerte parece que eso ha sido el revulsivo para que empiecen a surgir nuevas opciones, las más interesantes y fiables de pago. 

Actualización de feeds

Si estáis suscritos a alguno de mis blogs os recuerdo que el día 1 de julio abandonaremos Feedburner, por lo que si todavía usáis estos feeds deberéis cambiarlos lo antes posible por los feeds nativos de Wordpress. Para cada blog serían estos:

La Brújula Verde: http://www.labrujulaverde.com/feed
Viajeros: http://v.labrujulaverde.com/feed
Guillermo Carvajal: http://guillermocarvajal.net/feed
Dylan&Co.: http://dylan.es/feed